Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

17 de marzo de 2022

La Escuela de Música Julián Romano ofrece sus instalaciones y profesorado para que las personas refugiadas en Estella-Lizarra y la zona puedan continuar su formación musical

Foto noticia

La Escuela de Música municipal Julián Romano de Estella-Lizarra ha decidido ofrecer las instalaciones, materiales y el profesorado del centro, de forma totalmente altruista, como apoyo a todas las personas refugiadas que llegan a la ciudad, y a las localidades cercanas, para que puedan continuar con su formación musical.

Se trata, como explica el director del centro, Ángel Luquin, de “aportar nuestro pequeño granito de arena para ayudar a estas personas que están sufriendo la tragedia de la guerra”. Por eso, el Patronato de la Escuela, como órgano gestor, “va a poner a disposición de estas personas las instalaciones y materiales que tenemos para que puedan continuar con sus estudios. Y el profesorado, por nuestra parte, nos ofrecemos a impartir clases de forma totalmente altruista, con la ilusión de que puedan continuar con su desarrollo musical”.

La decisión se ha dado a conocer tras el simbólico acto que se realizó ayer por la tarde en el patio del centro, sumándose a una iniciativa de la Asociación Española de Escuelas de Música y danza para reivindicar la paz y como repulsa a las guerras y a todo tipo de violencia. En el patio se reunieron cerca de 50 personas de diferentes especialidades instrumentales para interpretar el ‘Himno a la alegría’, “con el deseo de que esta pueda llegar a todos los rincones del mundo”. También asistió el presidente del Patronato, Javier del Cazo.

NOTICIAS RELACIONADAS