Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

06 de octubre de 2020

El Tribunal Supremo inadmite a trámite el recurso de casación interpuesto por uno de los propietarios de los terrenos de Oncineda y libera 1,78 millones para las arcas municipales

Con esta inadmisión a trámite, condena al propietario a las costas y cierra la última puerta para recurrir la anulación efectuada por el Pleno de todos los convenios y anexos de Oncineda, excepto los de las constructoras Herchi y Alhama, con sentencias anteriores a su favor

Foto noticia

El Ayuntamiento de Estella-Lizarra acaba de ganar una batalla crucial que despeja los nubarrones económicos que todavía amenazaban a la ciudad en forma de posibles indemnizaciones a los propietarios de los terrenos de Oncineda. Para ser exactos, la inadmisión a trámite del Tribunal Supremo al recurso presentado por uno de los propietarios de Oncineda, libera para el Ayuntamiento el 1.780.000 € que se había reservado como contingencia en el último remanente de tesorería.

El Tribunal Supremo establece que “… falta fundamentación suficiente […] para la formación de jurisprudencia y la conveniencia de un pronunciamiento de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo” y existe “… Carencia de interés casacional objetivo en los términos en los que ha sido preparado el recurso…” por lo que cierra cualquier opción a la reclamación por parte de los propietarios, a indemnizaciones similares a las que sí que hubo que abonar a las constructoras Herchi y Alhama.

El Tribunal Supremo secunda por lo tanto la validez e idoneidad de la revisión de oficio y la anulación posterior de los convenios y anexos firmados entre 2006 y 2007.

Este espaldarazo al trabajo realizado durante estos años anima al Ayuntamiento a explorar la posibilidad de recurrir los pagos efectuados a las dos constructoras anteriormente citadas, y ya se están realizando las consultas pertinentes para valorar dicha opción, debido a que las resoluciones que condenaron al Ayuntamiento al pago de 1.715.145€ estaban basadas en los mismos convenios y anexos que el Tribunal Supremo acaba de indicar que estaban bien anulados.

La anulación de dichos documentos por parte del Ayuntamiento estaba argumentada por considerar que los mismos fueron aprobados prescindiendo total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido para ello y por órgano manifiestamente incompetente por razón de la materia, algo que el Supremo también apoya.

Recordamos que todavía se está elaborando un informe externo en el que se determinará si cabe exigir responsabilidades civiles y/o patrimoniales a las dos ex alcaldesas, firmantes de dichos convenios y anexos.

Para finalizar, se informa a la ciudadanía de que el Ayuntamiento de Estella-Lizarra ya trabaja para desbloquear 1,78 millones de euros para que ayuden a paliar las consecuencias derivadas de la pandemia de la COVID-19 y de las crisis, económica y social, que ya tenemos encima.

 

NOTICIAS RELACIONADAS