Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

18 de mayo de 2021

El Proyecto de Atención Integrada Social y Sanitaria llega al Área de Salud de Estella

Las consejeras Induráin y Maeztu destacan el trabajo de prevención de esta unidad para procurar la autonomía de las personas y la permanencia en su domicilio

Foto noticia

Las consejeras de Salud, Santos Induráin, y Derechos Sociales, Carmen Maeztu, han presentado este martes en Estella-Lizarra la extensión del Proyecto de Atención Integrada Social y Sanitaria (PAISS) al Área de Salud de Estella, ámbito en el que residen más de 60.000 personas.

Con la extensión al Área de Salud de Estella, el PAISS ya está implantado en el distrito de Tafalla, en donde se inició como proyecto piloto en 2018, y en el Área de Salud de Tudela. En 2022 Salud y Derechos Sociales tienen previsto ampliar de manera progresiva el sistema integrado al resto de áreas de Navarra.

Cabe recordar que el Proyecto de Atención Integrada Social y Sanitaria (PAISS) surge de la colaboración entre los departamentos de Salud y Derechos Sociales con objeto de implantar un sistema de atención coordinado entre los ámbitos sanitario y de servicios sociales.  El PAISS beneficia a las personas con altas necesidades de cuidados sanitarios y sociales que han visto limitada su autonomía, bien por un ingreso hospitalario o enfermedad. El trabajo complementario trata de recuperar, mantener y mejorar la autonomía personal dando la opción a las personas de permanecer en su domicilio y entorno, cuando sea posible, así como atender a sus familiares.

El PAISS emplea para ello recursos flexibles y adaptados a las necesidades personales, sin copago, y que consisten en un abanico de prestaciones que oscilaría entre la atención residencial a la domiciliaria pasando por las atenciones diurnas o el transporte. Ambos departamentos corren a cargo de la financiación.

Estella-Lizarra cede dos despachos en los bajos del ayuntamiento

Al acto de presentación, desarrollado en el Hospital García Orcoyen de Estella-Lizarra han acudido el alcalde de la localidad, Koldo Leoz, representantes de las entidades locales y mancomunidades de servicios sociales de la zona, la gerente del Área de Salud de Estella, Yolanda Montenegro; la jefa de Sección Atención Sociosanitaria, Montse De la Fuente; y la coordinadora de Trabajo Social del Área de Salud, Mari Carmen Blasco.

Antes de la presentación, ha habido una visita al espacio que ocupará este nuevo servicio en los bajos de la casa consistorial de Estella-Lizarra: dos despachos cedidos por el Ayuntamiento de la ciudad del Ega y donde se situará el personal, que pertenece a los departamentos de Derechos Sociales y Salud de Gobierno de Navarra.

En su intervención, Koldo Leoz, -quien ha apuntado que hablaba en representación de los alcaldes y alcaldesas de la Merindad-, ha destacado que la implantación de servicios como este supone dar un paso adelante importante contra la despoblación en Tierra Estella. Y más aún cuando se trata de servicios relacionados con lo cuidados en un momento especialmente delicado tras la pandemia.

62.500 personas

Este ámbito sanitario atiende a una población de 62.500 personas. Para la prestación del PAISS se asocian con las 10 mancomunidades de servicios sociales, además de los del Ayuntamiento de Ayegui / Aiegi. Se trata de la Mancomunidad de Estella-Lizarra (integrada por Aberin, Estella-Lizarra, Iguzquiza, Morentin, Villamayor de Monjardín y Bearin); Villatuerta (Abarzuza / Abartzutza, Guesálaz / Guesalatz, Lezáun, Oteiza, Salinas de Oro / Jaitz, Villatuerta y Yerri / Deierri); Allo (Allo, Arellano, Arróniz, Barbarin, Dicastillo, Lerín, Luquin y Urbiola), Ancín-Améscoa (Abáigar, Allín / Allin, Améscoa Baja, Ancín / Antzin, Aranarache / Aranaratxe, Etayo, Eulate, Lana, Larraona, Legaria, Mendaza, Metauten, Mirafuentes, Murieta, Nazar, Oco, Olejua, Piedramillera, Sorlada y Zúñiga); Los Arcos (Aguilar de Codés, Armañanzas, Azuelo, Bargota, El Busto, Desojo, Espronceda, Los Arcos, Mués, Sansol, Torralba del Río y Torres del Río); Viana (Aras, Cabredo, Genevilla, Lapoblación, Marañón y Viana); Lodosa (Lazagurría, Lodosa, Mendavia, Sartaguda y Sesma); San Adrián (Andosilla, Azagra, Cárcar y San Adrián) y Valdizarbe (Adiós, Añorbe, Cirauqui / Zirauki, Enériz / Eneritz, Legarda, Mañeru, Mendigorría, Muruzábal, Puente La Reina / Gares, Úcar y Uterga).

En el acto de presentación, la consejera de Salud, Santos Induráin, ha declarado que la colaboración entre los dos grandes ámbitos públicos de atención a la ciudadanía se ha demostrado “muy necesario, y más desde la llegada del COVID-19”, por lo que ha resaltado la utilidad del proyecto para mejorar el servicio a las personas “especialmente a las más vulnerables” que requieren cuidados sanitarios y soluciones a cuestiones añadidas que corresponden al trabajo social.

Induráin ha remarcado la importancia del trabajo coordinado entre los distintos niveles asistenciales, entre las Zonas Básicas y el Área de Salud y entre estas y los servicios sociales, lo que mejora la eficiencia de los recursos y da soporte a las personas con patologías y con dificultades derivadas de las mismas.

La consejera de Derechos Sociales, por su parte, ha remarcado la importancia de que “los servicios públicos nos adaptemos a las personas y no al revés. El PAISS es una buena muestra de ello”, ha señalado. Maeztu también ha recordado las políticas de envejecimiento activo, que tratan de retrasar todo lo posible que las personas lleguen a demandar atenciones sanitarias y sociales complejas, “con una perspectiva integral y coordinada de los recursos, con la persona como centro de las atenciones”.

Tres niveles de atención

El servicio que se pone en marcha en el Área de Salud de Estella, al igual que los ya implantados en Tafalla y Tudela, plantea tres niveles de atención: residencial, centros de día o domiciliaria. Todos ellos con distinta duración e intensidad y la inclusión de fisioterapia y terapia ocupacional.

En concreto, contará con 2 plazas de Atención Residencial, para estancias máximas de un mes, salvo circunstancias que recomienden su prórroga; 4 plazas de Atención Diurna, por un máximo de tres meses; y servicio de Atención Domiciliaria, de lunes a domingo entre 8 de la mañana y 8 de la tarde (incluidos festivos), también con terapia ocupacional además de los cuidados para la vida diaria.

Para prestar estos servicios, el equipo de Estella estará integrado por personal de Enfermería, del Departamento de Salud, y profesionales de Trabajo Social, dependiente de Derechos Sociales, para lo que se ha suscrito un convenio con alguna de las mancomunidades titulares de los Servicios Sociales de Base.

Este equipo atenderá a las personas en situación de alta complejidad social y sanitaria, y se ocupará de la coordinación, apoyo y asesoramiento a los equipos operativos de zona, integrados por el personal de los Servicios Sociales de Base, de los centros de salud y del personal de Enfermería que realiza la labor de enlace comunitario. Además, estarán a cargo de los recursos residenciales y de Atención Domiciliaria asignados al programa y de las acciones comunitarias de alianza e impulso con otros agentes sociales de la comunidad.

El Gobierno de Navarra realizó una evaluación del proyecto piloto implantado en el distrito de Tafalla. Según los resultados obtenidos en 2020, tras la intervención sociosanitaria, el 82,9% de las personas permanecen o regresan a su domicilio. El 80% de las personas atendidas manifestaron estar “satisfechas o muy satisfechas” tras finalizar la actuación.

El 50% de las intervenciones en Tafalla y su entorno tuvieron como protagonistas personas mayores de 80 años. La mayoría, el 83%, tenía necesidades sociosanitarias “altas o muy altas”.  El 78,3% no tenía reconocida oficialmente discapacidad y el 60,9% tampoco tenía reconocida la dependencia.

NOTICIAS RELACIONADAS