Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

29 de junio de 2022

Cajas-refugio para murciélagos y hoteles para insectos, con el objetivo de ayudar a mantener la biodiversidad del parque de Los Llanos

Las iniciativas de Lizarra Ikastola y el Colegio Santa Ana han contado con el apoyo del Ayuntamiento de Estella-Lizarra

Foto noticia

El parque de Los Llanos cuenta desde hace algunas semanas con cajas-refugio para murciélagos y hoteles para insectos que servirán para ayudar a mantener y mejorar la biodiversidad del parque. Dos centros escolares, Santa Ana y Lizarra Ikastola, han liderado estos proyectos, que han contado con el apoyo del área de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Ayuntamiento de Estella-Lizarra.

Por un lado, la comunidad de Lizarra Ikastola, dentro del proyecto Nafarroa Oinez Basoa, ha colocado seis cajas-refugio para murciélagos en puntos específicos del parque elegidos por el especialista Juan Tomás Alcalde. Estos refugios sustituyen de alguna forma a los troncos viejos con valiosos agujeros para ellos, troncos que en un parque urbano escasean, ya que se retiran periódicamente para evitar riesgos.

Alcalde señala que se trata de cajas-refugio donde estos mamíferos entran trepando, por lo que no es sencillo el acceso para las aves. “Por dentro son rugosas, de forma que se pueden colgar hacia abajo con las uñas de los pies. Y, si hay suerte, podríamos ver una pequeña colonia en cada caja”.

Se han colocado en zonas donde, a priori, escasean los refugios y donde hay mucha comida para ellos, como es en el entorno del río. “Hay muchos insectos, y a la vez que se alimentan, indirectamente generan también un beneficio para el ser humano creando un entorno más agradable, ya que se controla la población de insectos de esos que nos pican y que, a futuro, podrían llegar a transmitir enfermedades”.

La idea es que las cajas, -que los murciélagos usarán de abril a octubre (en invierno buscan refugios más aislados)-, sean revisadas periódicamente desde Lizarra Ikastola para hacer un seguimiento. “Este proyecto tiene también un carácter educativo, que los chavales vean que hay que esforzarse por conservar el medio natural y que, con acciones sencillas y económicas, se puede hacer”, comenta el experto, quien señala que en Navarra hay 27 especies de murciélagos (algunas amenazadas), y que todas ellas están protegidas por leyes, desde autonómicas hasta europeas.

A nivel mundial se estima que hay cerca de 1.400 especies, agrega Alcalde, quien explica que, pese a las teorías iniciales, la propia OMS ya descartó que estos mamíferos fueran responsables de la transmisión del Covid-19.

HOTELES PARA INSECTOS DESDE SANTA ANA

Así mismo, también en el parque de Los Llanos el alumnado de 2º de Infantil del Colegio Santa Ana ha colocado, en árboles, seis hoteles para insectos como parte de un proyecto de aprendizaje-servicio. El objetivo de esta actividad realizada en el centro es, según explican desde el colegio, detener la pérdida de biodiversidad y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres.

Estos ‘hoteles’, -creados con materiales naturales para dar un espacio de hibernación y protección a los insectos-, los suelen ocupar mariquitas, escarabajos, abejas solitarias, moscas voladoras, etc.Así mismo, ayudan a mejorar la polinización.

 

 

 

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS